domingo, 9 de noviembre de 2008

Un edificio perdido





Al pie de la colina del Albayzín, junto a la margen derecha del rio Darro se levantó en el siglo XIII el Maristán, hospital fundado por el sultán Muhammad V para albergar enfermos pobres. El edificio era de planta rectangular de dos pisos de altura que se abrían mediante galerías sobre pilares de ladrillo alrededor de un patio con alberca en la que caía el agua de dos leones de enormes proporciones. Sobre la puerta de acceso se colocó una lápida fundacional que aún se conserva. Tras la conquista de la ciudad paso a ser utilizada como casa de la Moneda, cuartel, cárcel y por último casa de vecinos modificándose con el paso del tiempo su aspecto por completo. A mediados del siglo XIX el arquitecto Francisco Enríquez realizó detallados dibujos del edificio ante su inminente ruina y la solicitud de derribo de su propietario. Hoy día solo se conserva parte de la galería del costado sur del edificio, siendo el resto un solar en el que se amontonan los escombros.



Tras treinta años desde que se realizaran las últimas labores de investigación y consolidación de lo poco que quedaba, fue declarado Bien de Interés Cultural en 2005. Posteriormente se anunció por parte de la delegación de cultura de la Junta de Andalucía su reconstrucción y su futuro uso cultural. La realidad a día de hoy es que ningún cambio se ha visto en el solar. Comprensible es la complejidad de cualquier actuación en el barrio del Albayzín, pero sorprende que la ciudad se vea inmersa en multitud de proyectos, necesarios sí, como el metro o el gran espacio escénico y este edificio de cuya tipología solo existieron dos en Al-Andalus quede aplazado sine die. Por suerte se conservan los planos, secciones y detalles necesarios para su fidedigna reconstrucción y, habida cuenta que no existe edificación alguna en dichos terrenos, lo lógico es recuperar tan importante edificio de la Granada Nazarí. La mediática y cuestionada celebración del milenio del Reino de Granada en 2013 debe ser una razón de peso para levantar la ciudad del siglo XXI pero sin olvidar los más de mil años de historia que nos contemplan. ¿Estará Granada a la altura de Granada?

3 comentarios:

Halconero dijo...

Aquí pasa como deciamos en San Luis, pasa el tiempo y nada cambia. Al menos las intenciones son por la recuperación, hagamos un voto de confianza y tengamos paciencia. No nos queda otra con nuestras administraciones. La zona como otras del barrio necesita un impulso para no quedar despoblada. Como dice la pancarta ¡Maristán ya!

Samuel Santos Córdoba dijo...

Lo que ocurre con el Maristán es que practicamente solo se conserva el solar, por lo que habría que realizar la construcción de un edificio completamente nuevo. La suerte es que se conservan numerosos planos y secciones de como fué. Algunas piezas que integraron el conjunto se conservan en muy buen estado por diveros museos, como la lapida fundacional o los leones que custodiaban la alberca, además en el Museo de Arqueología de Madrid hay una reproducción de la portada.
Si en este solar no se reconstruyera este edificio historico se volvería a repetir los mismo errores del pasado, haciendo mas daño al barrio y olvidando la historia de la ciudad.

julio dijo...

Que poco interés tiene el ayuntamiento.