lunes, 20 de octubre de 2008

100 años de Soledad.




Hace cien años estaba viva y ahora duerme en el olvido, y nunca supo la causa de la que de un día para otro quedó prácticamente destruida. Esta es la Iglesia de San Luis en la calle del mismo nombre en el más alto Albayzín. Construida sobre la mezquita Azafa, fue parroquial desde su fundación en 1526 hasta 1842 en el que se suprimió pasando a depender de la Parroquia del Salvador. Su interior era de estilo gótico-mudéjar, característica común en las primeras construcciones de la Granada cristiana .La torre hubo de ser reconstruida en estilo neoclásico en 1794 debido a su mal estado. En este templo recibió culto la venerada imagen del Cristo de la Luz, el cual según la leyenda apareció en uno de sus muros junto a una lámpara encendida, de ahí su advocación.
Durante las revueltas populares de diciembre de 1933, la noche del día 9 fue asaltada por un grupo de unas cien personas que amontonando los bancos le prendieron fuego perdiéndose la armadura de cubierta mudéjar y todas las imágenes y retablos. Acabada la guerra civil se emprendió la reconstrucción de los templos destruidos en la ciudad pero este quedó olvidado quizás por el despoblamiento de la zona. Hoy día solo los muros en pie recuerdan su antiguo esplendor, la hierba cubre la única nave del edificio y la bóveda que la cubre es el cielo granadino.

4 comentarios:

Halconero dijo...

Esta iglesia es solo un ejemplo del estado en el que se encuentra el barrio del Albaycin en muchas zonas, despoblado, casas abandonadas u ocupadas y dejado a su suerte por todas las administraciones sean del color que sean. En los 14 años que lleva declarado patrimonio de la humanidad ¿que se ha hecho por el barrio? ¿No hay dinero, si no para devolverle a esta iglesia su aspecto original, al menos para consolidar lo que queda antes de que se termine de desmoronar?

Samuel Santos Córdoba dijo...

Es asi, pero esto no es de ahora sino desde siempre. Cuantos edificios historicos han ido convirtiendo en ruinas hasta desaparecer o lo mas grave, tirandolos abajo con el fin de utilizar el solar para otras conveniencias.
Esperemos que no sea el caso de San Luis y puedan aprovecharlo para algo acorde con lo que representa.

Landahlauts dijo...

Supongo que el edificio es propiedad de la Iglesia. Como a cualquier propietario, se le debería de obligar a que lo mantuviera en condiciones y, si no lo hace así... pues que se encargue el Ayuntamiento, pero cobrando luego al Arzobispado o al propietario.
No debe de perderse.

(el otro día pasé por delante y le estuve haciendo fotos... está cada vez peor).

Saludos.

Halconero dijo...

Coincido en lo que habeis dicho, aunque no había mentado a la Iglesia, pero dudo que se preocupen por un edificio que "no sirve para nada". La restauración de la basílica de las Angustias por ejemplo la esta pagando la propia parroquia, dudo que el Salvador se meta en semejante proyecto. Ojalá no se pierda, pero no creo que se recupere como iglesia.